logo-header



depression

ANSIEDAD, ESTRÉS, FOBIAS Y TRASTORNOS DE ESTRÉS POSTRAUMATICO

Como es bien sabido, dentro del marco de la terapia conductual, las técnicas de relajación constituyen una pieza fundamental del arsenal terapéutico, hasta el punto que algunos autores han llegado a calificarlas como "la aspirina de la terapia" por su frecuencia y amplio rango de aplicación a multitud de problemas psicológicos, especialmente donde la ansiedad juega un papel relevante.

Lo principal en la aplicación de la hipnosis para este tipo de trastornos es:

  • Enseñar a los clientes autohipnosis.
  • Entrenamiento en relajación.
  • Enseñar como por estas técnicas puede llegar a reconocer los pensamientos, sentimientos y conductas al momento de controlar el estrés y la ansiedad.

MANEJO DE LA DEPRESIÓN

es un problema multidimensional complejo que casi toda la población ha padecido de vez en cuando, la aplicación de la hipnosis cumple con la función de agente motivador erradicando los sentimientos de culpa y visión negativa de la realidad.

EL ABORDAJE CON HIPNOSIS SE DIRIGE A:

  • Tratar los problemas de relación de las personas.
  • Trabajo con las distorsiones conductuales.
  • Trabajo con las atribuciones de culpa.
  • Inseguridad y autoestima.
  • Otros patrones depresógenos.


EL USO DE LA HIPNOSIS EN LA DEPRESIÓN BUSCA:

  • Aliviar la ansiedad.
  • Interrumpir la aparición de pensamientos negativos.
  • Establecer expectativas positivas.
  • Flexibilizar patrones de pensamiento.
  • Generar reformulaciones de significado (creencias).
  • Reestructurar otros patrones.

MANEJO DE LA ANSIEDAD

El empleo efectivo de sugestiones específicas dirigidas a modificar tanto aspectos psicofisiológicos como subjetivos. (reducción del ritmo cardíaco, aumento de la temperatura periférica de la piel, aumento de la sensación subjetiva de relajación, etc), convierte, a este nivel, a la hipnosis en una técnica rápida y efectiva, especialmente en el ámbito de los trastornos psicofisiológicos como los problemas dermatológicos, hipertensión, cefaleas, asma, úlceras duodenales, colon irritable, y otros de carácter psicosomatico (Gibson y Heap, 1991).

METAS Y RESULTADOS FINALES:

1. Alterar las metaconductas desadaptativas.
    a. Reestructuración conductual.
    b. Terapia de resolución de problemas.
    c. Terapia de ampliación de conciencia.

2. Disminuir la intolerancia a la incertidumbre.
    a. Terapia de resolución de problemas.
    b. Automonitoreo.
    c. Control de Estimulos.

3. Reducir el comportamiento evitativo.
    a. Terapia de exposición.
    b. Ensayos conductuales.
    c. Estrategias Interpersonales.

4. Disminución de los síntomas físicos de la ansiedad.
    a. Entrenamiento en relajación.
    b. Desensibilización de autocontrol.
    c. Enrenamiento en higiene para dormir.

OBJETIVOS SECUNDARIOS DEL TRATAMIENTO:

  • Mejorar las habilidades de manejo del tiempo.
  • Disminuir el estrés cotidiano general.
  • Aumentar la eficacia propia.
  • Disminución la necesidad de medicamentos.