logo-header



CONTACTO INICIAL, PACIENTE Y PROFESIONAL DE LA HIPNOSIS

  1. Por lo general el primer acercamiento que tiene una persona (futuro paciente o cliente) al contactar con un profesional que utiliza la hipnosis como técnica o herramienta de intervención es por vía telefónica, o por correo electrónico; en este primer acercamiento el consultante debe indagar en el profesional la idoneidad que tiene para abordar la situación que le aqueja, la experiencia en casos similares y posibles investigaciones o lecturas recomendadas al respecto que confirmen que el caso puede ser abordado con hipnosis como técnica aplicada.
  2. Dentro de esta conversación inicial tanto paciente como profesional buscan ubicar la primera cita y saber de manera global el motivo de consulta (objetivos terapéuticos) o cual es la situación específica (patología) que se quiere trabajar y por la cual busca ayuda el paciente, costos de la intervención, horarios de atención y dirección del consultorio.
  3. El profesional de la hipnosis debe ser ético, competente y proporcionar a la persona tanta información como requiera para que participe en el proceso hipnótico de manera cooperativa y positiva.
    Por tanto a mayor información del proceso dado cliente o paciente la suceptibilidad del sujeto será mayor.
  4. El paciente debe tener en cuenta que el consultorio en el que van a realizar el trabajo terapéutico debe contar con requerimientos tales como:
    •  Tener el aval de la secretaria de salud que identifica y confirma que dicho espacio es apto para la atención de pacientes. Dicho espacio se reconoce al presentar en un lugar visible el certificado que reconoce el espacio como consultorio de psicología, medicina, u otra profesión del área de la salud.
    •  Ser un espacio físico adecuado para la atención de pacientes.
    •  Generar un contexto de tranquilidad y confianza.
    •  Cumplir con los requerimientos de ley del espacio físico y manejo de historias clínicas.